¿Cómo se trabaja en un control de plagas?

Mostrar todo

¿Cómo se trabaja en un control de plagas?

Para que un control de plagas sea eficaz, este requiere de conocimiento completo sobre la plaga a erradicar y sus hábitos. El primer paso es identificar el organismo y realizar un diagnóstico acerca de su origen, su refugio y los métodos más efectivos para acabar con él. Una vez somos conocedores del problema al que nos enfrentamos, debemos evaluar las diversas estrategias para controlar y/o erradicar la plaga. Finalmente, cabe remarcar que hay que realizar un seguimiento y control de los métodos aplicados. Hay tres procedimientos clave en cuanto al control de plagas bajo las siglas DDD.

Desinfección

La desinfección es el proceso químico o físico mediante el cual se limpia una superficie o lugar. Supone la destrucción de los microorganismos patógenos. Es indispensable en lugares frecuentados por humanos y animales, tales com colegios, hospitales, granjas, industrias alimentarias o vehículos de transporte.

Desinsectación

La desinsectación hace referencia al control y eliminación de todo tipo de insectos. Las plagas más comunes mencionadas anteriormente son algunos de ellos.

Desratización

La desratización o desrodentización tiene como objetivo la eliminación de cualquier tipo de roedor. Esta técnica se puede utilizar mediante dos variantes. La desratización pasiva, consistente en diversos procedimientos que impiden que los roedores invadan locales o casas y se propaguen; y la desratización activa, encargada de combatir, mediante métodos ofensivos, químicos y biológicos, las poblaciones de ratas y ratones.

WhatsApp